Pinamar: una tormenta furiosa pero pasajera sacó a todos de la playa

El día amaneció a pleno sol, pero cerca de las 15, una lluvia torrencial dejó la costa vacía

El primer martes del año amaneció prometedor en Pinamar. Pleno sol y mar planchado. Incluso, por algún efecto de la luz ambiente, el océano tomó tonalidades turquesas más propias del Caribe que de la “panza” costera bonaerense. Los veraneantes ocuparon en masa la porción de arena: chapuzones, paleta y lectura. Pero el plan se vino abajo pronto. Cerca del mediodía, como una nave nodriza, un frente de tormenta que llegaba desde el sur ocupó el horizonte y finalmente, cerca de las 15, descargó su furia sobre la ciudad.

El éxodo fue masivo e inmediato. Porque acechaba el peligro de la tormenta eléctrica, que años atrás incluso dejó tres muertos en las playas de Villa Gesell. Por eso, los guardavidas salieron disparados a la orilla, y a puro silbato, como policías de Zeus, ordenaron a todo el mundo que abandonara la playa.

La tormenta, furiosa pero pasajera, generó colapso de tránsito en la Avenida del Mar, con autos, camionetas y cuatriciclos en fila, pidiendo avanzar a bocinazos. Y los vendedores ambulantes se protegieron bajo las carpas ya vacías. “¡Se me mojan los churros!”, gritaba entre risas Raúl, uno de los vendedores, con la canasta bajo su brazo.

Otros eligieron refugiarse en los paradores, así que, de repente, los restaurantes se llenaron. “Nos vino bien la lluvia porque la gente se metió y aprovechó para almorzar o tomar un café. Este verano necesitamos que se consuma”, comentó a Infobae Franco, encargado de uno de los paradores cercanos al muelle pinamarense.

El Servicio Meteorológico Nacional anunció, de hecho, un alerta por fuertes tormentas, “con ráfagas y ocasional caída de granizo” durante tres horas desde las 15, para toda la zona de Pinamar, Villa Gesell y el Partido de la Costa. No obstante, las previsiones climáticas para este balneario son alentadoras. Para miércoles y jueves se espera sol y una máxima de 31º y 32º respectivamente. El viernes volverían las lluvias.