Piden la indagatoria de Lagomarsino como partícipe necesario del asesinato” de Nisman

El fiscal Taiano también acusó como sospechosos a los custodios del fiscal. Solicitó, además, el cambio de carátula en la causa.

El fiscal Eduardo Taiano finalmente pidió la indagatoria del técnico informático Diego Lagomarsinocomo sospechoso de la muerte del extitular de la UFI-AMIA.

En su pedido al juez federal Julián Ercolini, el fiscal dio por probado que Nisman fue asesinado con el arma que le entregó Lagomarsino, con lo que dio por válida una pericia de Gendarmería Nacional.

Taiano sostuvo que Lagomarsino no cometió el homicidio, pero proveyó lo que se definió como “arma amiga” que fue usada para un “montaje de suicidio” del fiscal Nisman.

Taiano pidió además la citación a indagatoria e imputó por “incumplimiento de deberes de funcionario público” a los cuatro custodios que tenía asignados Nisman, cuyo cadáver fue hallado en su departamento el 18 de enero de 2015.

Ayer, familiares Nisman pidieron a la justicia federal que se le prohíba la salida del país a Diego Lagomarsino. El técnico informático es el dueño del arma homicida de Nisman, que apareció muerto en el baño de su departamento de las torres Le Parc, en Puerto Madero, el 18 de enero de 2015 con un tiro en la cabeza.

Tanto el fiscal como el juez Julián Ercolini recibieron hace más de un mes el estudio pericial elaborado por Gendarmería Nacional que sostuvo que a Nisman lo asesinaron entre dos personas.

El peritaje de Gendarmería sostuvo que la voluntad del fiscal fue doblegada en su departamento de Puerto Madero mediante el suministro de ketamina, aunque no fue aclarado en el informe cómo le habrían suministrado esa droga al fiscal.

El informe de Gendarmería había sido cuestionado duramente por la defensa de Lagomarsino, que sostenía que no había signos en la escena de la muerte que dieran cuenta de la intervención de otras personas.

Al informe de 400 páginas elaborado por 28 especialistas se sumaron también la querella de la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex pareja de Nisman, quien representa en la causa a su dos hijas menores de edad.

La compleja investigación pasó por dos jueces, dos fiscales y dos fueros. La primera fiscal, Viviana Fein, siguió la hipótesis del suicidio, pero la jueza Fabiana Palmaghini la apartó de la investigación, se declaró incompetente y giró la causa al fuero federal. Ahora, el juez Julián Ercolini, junto al fiscal Taiano, avanza con el caso a partir del informe de Gendarmería.