Perdió Juan Martín Del Potro y no pudo entrar al Masters

Juan Martín Del Potro, durante el partido que perdió con el estadounidense John Isner en París.

Se terminó el Masters 1.000 de París para Juan Martín Del Potro, que dejó escapar además la chance de adueñarse del último boleto disponible para el Masters de Londres. En un duelo de potentes sacadores, el tandilense, 13° preclasificado, no pudo con John Isner, noveno favorito, que lo venció por 6-4, 6-7 (3-7 ) y 6-4 y se metió en la semifinal del torneo francés.

El argentino, que terminó con un dolor en la cadera izquierda, quedó así en el décimo lugar del ranking de la temporada, detrás de Pablo Carreño Busta, que se llevaría hoy el último lugar, y como primer suplente para Londres. Ahora tendrá que esperar que se baje alguno de los clasificados y que ni Isner ni Jack Sock se consagre campeón en París para meterse entre los ocho que jugarán en la capital británica.

Lo primero podría ocurrir porque el español Rafael Nadal se retiró de París antes de su duelo de cuartos ante Filip Krajinovic por una molestia en la rodilla derecha y dejó en dudas su participación en el torneo que cerrará la temporada. “Haré el tratamiento para intentar jugar en Londres y después veré. Pero para mí no se trata de ese torneo, sino del largo plazo”, aseguró el número uno del mundo.

Con la baja de Rafa, se abrió la mitad superior del cuadro e Isner irá este sábado por un lugar en la final ante Krajinovic. El estadounidense es uno de los dos jugadores que podrían superar a Del Potro en la Carrera a Londres. Para eso tiene que ganar el título, con lo que llegaría a los 2.905 puntos, 310 más que los que acumuló el argentino.

El otro es Sock, quien chocará con Fernando Verdasco en cuartos e iría con el ganador de Marin Cilic-Julien Benneteau en semis. El número 22 del mundo también tiene que levantar el trofeo -alcanzaría las 2765 unidades- para desplazar al tandilense.

Palo y palo fueron los primeros siete games del set inicial, en el que abundaron los saques ganadores, los aces (cuatro para el argentino y uno para el norteamericano) y cada uno ganó apenas dos puntos con la devolución.

A Del Potro se lo vio muy sólido con su servicio -metió el 83% por ciento del primero, contra el 53% que había conseguido en el primer set ante Haase en los octavos-, pero su rival tampoco dio ventajas con el saque.

Todo parecía indicar que el parcial se definiría en el tie break. Entonces Isner -que recibió atención médica tras el quinto game por una molestia en el tobillo izquierdo- dio el golpe. Con Del Potro al saque 4-5 abajo en el marcador, conectó un revés paralelo y consiguió un quiebre que cerró el primer set.

En el segundo hubo un poco más de tenis, con algunos peloteos que entretuvieron al público y le dieron más ritmo al partido. Isner aprovechó las subidas a la red y un revés a dos manos que lastimó en más de un ocasión. Y Del Potro desplegó toda la potencia de su saque y de su derecha.

Pero ninguno dio muchas ventajas con el servicio -el estadounidense sumó siete aces y el argentino, tres; y no hubo chances de quiebre- y el parcial se terminó definiendo en el tie break, que Del Potro se llevó por la mínima diferencia.

En el tercero, una molestia en la cadera izquierda lo condicionó y terminó cediendo el triunfo tras una dos horas y diez minutos de juego.

 

Fuente: Clarin