Otra vez los pasajeros de Ezeiza y Aeroparque son rehenes de una sorpresiva medida gremial

Empleados de Intercargo, que se ocupan del traslado de equipaje, llevan adelante una protesta en las terminales aéreas. Hay demoras

En un día con gran movimiento turístico por el cambio de quincena, cientos de pasajeros que vuelan a través de Aeroparque y Ezeiza son rehenes nuevamente de una sorpresiva medida gremial. En este caso, se trata de los empleados de la empresa estatal Intercargo.

Algunos vuelos registraron demoras de entre 30 y 45 minutos, aunque la situación puede generalizarse si la medida se acentúa en las próximas horas.

En Ezeiza, el mayor problema deriva de la demora en el traslado de los equipajes desde las aeronaves aterrizadas hasta la cinta de donde los retiran los pasajeros, aunque también se producían demoras en los embarques de valijas.

egún señalaron fuentes aeroportuarias a la agencia de noticias Télam, las demoras en la estación aérea internacional podrían ser más extensas a partir de la media tarde, que es cuando se registra un número importante de partidas de vuelos, sobre todo a Europa y Brasil.

En un comunicado de JURCA, la Cámara de Líneas Aéreas en la República Argentina, se informó que, a raíz de la medida de fuerza en la empresa Intercargo, “las operaciones tanto domésticas como internacionales de
todas las líneas aéreas que vuelan en Argentina, con la excepción de aquellas que cuentan con un servicio de rampa propio, se encuentran fuertemente afectadas”.

Y agregó: “En virtud de esta irregularidad en la prestación del servicio, que incluye la carga y descarga de equipaje y carga en los aviones, la asignación de mangas para el ascenso y descenso de los pasajeros y la limpieza de las aeronaves en tierra, entre otras responsabilidades, se están presentando demoras que afectan la experiencia de viaje, generan complicaciones en las operaciones programadas y en definitiva impactan fuertemente en el funcionamiento de las aerolíneas y en la vida de nuestros pasajeros, todo ello agravado por encontrarnos en el inicio de la temporada estival”.

Es inaceptable que los gremios de Intercargo afecten a las líneas aéreas y sus pasajeros en uno de los días con mayor volumen en el país“, dijo Felipe Baravalle, Director Ejecutivo de JURCA.

Los gremialistas realizan sus tareas con la modalidad de “quite de colaboración”, sobre todo en Ezeiza, debido a que les descontaron el día no trabajado por el paro general dispuesto por la CGT los días 18 y 19 de diciembre último.

La medida, no anunciada oficialmente por el sindicato, que cerró el mes pasado su negociación paritaria, consiste en dar de baja a los equipos que utilizan para su trabajo y presentan algún tipo de anomalía, aunque no impida su normal funcionamiento.