NECOCHEA: Los pequeños integrantes de Barrio Cultura festejaron su día

Con talleres didácticos, y entre merienda y golosinas, unos 170 niños vivieron una tarde diferente en el CEF N° 76 de Quequén.

Para festejar su día, los niños que forman parte habitualmente del Programa “Barrio Cultura” pudieron vivir una jornada especial esta tarde, en el gimnasio del Centro de Educación Física N° 76 de Quequén, en una actividad organizada por el municipio y especialmente para ellos.

A medida que iban llegando al lugar, los pequeños participaron de un recorrido que los fue llevando por diferentes estaciones didácticas con contenidos pensados para que puedan aprender jugando, entre las que se destacaron algunos más específicos como los de Arqueología o RCP, hasta las clásicas postas deportivas o los espacios artísticos infantiles.

Luego de merendar junto a los chicos, Jimena López, secretaria de Desarrollo Humano y Políticas Sociales, y a cargo de la ejecución del evento, explicó los detalles de la organización: “Trajimos en colectivo a todos los (niños) que integran el programa, desde los diferentes barrios de Necochea y Quequén”.

Aseguró que “la idea era generar una actividad central con diferentes talleres” y es por ello que “participaron la Subsecretaría de Desarrollo Humano y las áreas de Educación, Cultura, Deportes, Museos y Defensa Civil”.

Según estimó la funcionaria “unos 170 niños participaron de las actividades” sobre lo cual indicó que “trabajamos con la población que está inscripta en Barrio Cultura, que es un programa que tiene talleres de actividades artísticas y deportivas gratuitas en los barrios”.

Tras reconocer que “más de 300 chicos concurren habitualmente a este ciclo, un universo con el que nos venimos manejando hace ya más de 20 meses”, López señaló sobre los niños que atraviesan alguna situación de vulnerabilidad en sus barrios que “siempre tratamos de ir a buscarlos para que puedan salir y hacer algún recorrido”.

No sin antes agradecer a la Fundación Cargill, que se ocupó de donar las meriendas infantiles y algunas golosinas para que los pequeños compartan en sus casas, la secretaria municipal concluyó diciendo que “estamos felices porque realmente este fue un buen espacio recreativo, donde los chicos pudieron vivir diferentes cosas y se los vio muy contentos”.