Lanús-River, guerra sin cuartel y Gremio esperando la final de Libertadores

El Granate apuesta a revertir el 1-0 en el Monumental, mañana en su estadio. Los brasileños corren con ventaja ante Barcelona de Ecuador.

Lanús o River Plate, uno de los dos argentinos será finalista de la Copa Libertadores 2017, en la que corre con ventaja el “Millonario con el 1-0 en la ida de las semifinales, mientras que Gremio espera tranquilo la visita del Barcelona al golearlo 3-0 en Guayaquil.

El duelo de vida o muerte entre el ‘granate’ y los riverplatenses será mañana en cancha del primero, que llega obligado a ganar por dos goles para quedarse con el pase a la final o bien por 1-0 para forzar la definición por penales.

“Quizás respetamos demasiado a River, pero el próximo partido va a ser diferente”, advirtió el técnico de Lanús, Jorge Almirón, al comentar la derrota de su equipo.

“Se puede revertir la serie, el equipo va a mejorar, vamos a estar a la altura para darlo vuelta”, agregó con entusiasmo.

En la otra orilla, su colega Marcelo Gallardo confía en la experiencia de sus jugadores para sostener el resultado y lograr así la sexta clasificación del ‘millonario’ a la final continental.

“El arco en cero sirve, te da la posibilidad de ir a jugar allá sabiendo que un gol nuestro les puede generar un problema”, aseguró el ‘Muñeco’, que en 2015 guió a River a su tercer título de Libertadores, mientras que como jugador de ese club ganó la Copa de 1996.

El miércoles, en Porto Alegre, se decidirá la suerte de la otra semifinal, en la que el brasileño Gremio camina con tranquilidad luego de la goleada 3-0 que le endosó al ecuatoriano Barcelona frente a su público guayaquileño.

“Gremio todavía no está clasificado (a la final), porque Barcelona luchará hasta el final como lo hizo ante Palmeiras y Santos, pero el miércoles jugaremos con la misma responsabilidad para encarar el duelo”, sostuvo el técnico de Gremio, el histórico Renato Gaúcho.

En efecto, Gremio, que atesora dos títulos de Libertadores (1983 y 1995), sabe que el elenco ‘torero’, subcampeón del torneo en 1990 y 1998, ha sacado valiosos resultados en suelo brasileño este año en la Copa.

Los ‘canarios’ derrotaron a Botafogo (2-0 en fase de grupos), Palmeiras (5-4 por penales en octavos de final) y Santos (1-0 en cuartos) en su camino hasta las semifinales, y a ese espíritu victorioso apelará el técnico Guillermo Almada para salvar la campaña del Barcelona.

“Los partidos hay que jugarlos, vamos a dejar hasta la última gota de sudor en Porto Alegre para tratar de revertir ese marcador”, sentenció Almada.