Hace 50 años, Barnard asombró con el primer trasplante de corazón

El médico sudafricano realizó la hazaña en Ciudad del Cabo el 3 de diciembre de 1967.

En la madrugada del 3 de diciembre de 1967, el cirujano Christiaan Barnard realizó con éxito el primer trasplante de corazón en Sudáfrica. La hazaña le valió el reconocimiento de sus pares pero también el odio de quienes le reprocharon actuar como si fuera Dios.

“No habíamos imaginado ni un solo segundo que este logro fuera a generar tanta indignación pública”, contó Dene Friedmann, en el mismo quirófano con azulejos de color verde agua donde hace 50 años asistió a la pionera operación.

“El profesor Barnard recibió cartas muy críticas, cartas horribles que lo calificaban de ‘carnicero’”, recordó la enfermera, hoy septuagenaria.

“Buitre”, “sádico”, “anormal”, eran algunos de los insultos que llegaban de todos los rincones del mundo.

“Por favor detenga estas operaciones. Un hombre nunca debería reemplazar un corazón humano, ya que el hombre no puede reemplazar a Dios”, dijo en una carta un italiano.

En tanto, en una misiva llegada de Australia un hombre le anunciaba al doctor Barnard que había pedido a la policía de Ciudad del Cabo que lo arrestara “lo antes posible”.

Por aquel entonces, la revista francesa Paris Match también recogió la polémica titulando. “La batalla del corazón. ¿Tienen los cirujanos este derecho?”. 

En el imaginario colectivo, el corazón no es un órgano como los demás y su carga simbólica es mucho mayor. “En aquella época había muchas cuestiones éticas que resolver”, explicó la enfermera.

La comunidad científica celebró esta proeza técnica y también mucha gente común que se sumó a las felicitaciones. “Un logro más importante que la exploración espacial”. “Se escucha este latido de corazón en el mundo entero”, era otro de los comentarios.