Entrenamiento extremo en La Rioja: 4 cadetes continúan en grave estado

Siguen en terapia intensiva a raíz de “los excesos en la instrucción” que sufrieron el lunesLos doce cadetes de la Escuela de Policías de La Rioja, que padecieron este lunes un entrenamiento excesivo que incluyó presuntos abusos (que serán investigados), continuaban hoy hospitalizados a raíz de sus severos cuadros de deshidratación y lesiones. Uno de los aspirantes afectados, Emmanuel Garay, de 19 años, sigue en estado “crítico“, de acuerdo al último parte médico oficial.

El director del hospital Enrique Vera Barros, Sebastián Parisi, informó que tres de los siete cadetes internados en la unidad de terapia fueron trasladados a una sala común durante la tarde del miércoles, tras evolucionar favorablemente su estado de salud. Se trata de dos chicas de 20 y 19 años, y otro hombre de 19.

Sin embargo, el que no logra recuperarse es Garay, quien permanece en coma. Desde que ingresó al centro de salud de la capital riojana, los médicos pidieron diez dadores de sangre, a raíz de su severo cuadro de deshidratación y de shock que le produjo daños cardíacos y en los riñones. “Lo han dejado inválido a mi hijo, lo han perjudicado para toda la vida.  Todavía no sabemos cuáles serán las secuelas“, denunció Roque Garay, uno de los padres que salieron a denunciar el episodio ante la prensa local.

Además de Garay siguen alojados en la Unidad de Terapia intensiva de la institución otros tres cadetes varones de 19, 25 y 26 años. “Están en grave estado y su pronóstico es reservado“, dijo Juan Luna Corzo, ministro de Gobierno de la provincia.

El resto de los pacientes registran una evolución positiva. El director Parisi informó que dos mujeres de 23 y 25 años y un varón de 21 respondían favorablemente a los tratamientos médicos, al igual que los dos cadetes que ingresaron tardíamente el martes al servicio de guardia.

Los cadetes terminaron hospitalizados después de padecer el lunes 5 una sofocante jornada de entrenamiento bajo el sol, que habría incluido vejaciones y maltratos. “La chica que está al lado de mi hijo la han golpeado con palos las mismas cadetes. Le han hecho tomar agua del inodoro. Esto es una locura, como puede ser que los policías que estaban ahí no han hecho nada”, denunció Roque Garay, quien se identificó como policía. “Han ensuciado a la institución, no voy a parar hasta verlos en la cárcel”.

El episodio tuvo una inmediata respuesta del gobernador Sergio Casas quien desplazó a toda la cúpula de la Escuela de Oficiales de la Policía provincial, que quedó bajo arresto.

El martes, el mandatario se presentó al hospital Vera Barros junto a una comitiva de funcionarios, donde se entrevistó con algunos cadetes internados, familiares y directivos del centro de salud. En ese marco, se mostró “indignado” y prometió una “investigación exhaustiva” por lo ocurrido con los aspirantes.

En este contexto, Corzo agregó: “Tenemos plena certeza que hubo exceso en el entrenamiento, una instrucción física inadecuada para las condiciones climáticas”. El lunes en La Rioja la sensación térmica superó los 35 grados.

Finalmente el funcionario anticipó que “se investigarán otros presuntos abusos” en la Escuela de Policías.

Fuente: Infobae