El único detenido por el crimen de Anahí se declaró inocente y aportó testigos para su coartada

Marcos Bazán se declaró inocente ante la Justicia, aseguró que no conocía a la víctima y aportó una lista de testigos para abonar su coartada.

Marcos Esteban Bazán, el único detenido por el crimen de Anahí Benítez, la adolescente de 16 años hallada el viernes pasado enterrada en una reserva natural de Lomas de Zamora, se declaró hoy inocente ante la justicia, dijo que no conocía a la víctima y aportó una lista de testigos que abonan su coartada.

Mientras que el ex profesor de Matemáticas de la joven, Francisco Leonardo Agostino (44), también aseguró no tener vinculación alguna con el crimen, tras lo cual fue liberado por falta de pruebas, aunque seguirá bajo investigación.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el docente fue indagado entre anoche y esta madrugada por las fiscales de la causa, Verónica Pérez y Fabiola Juanatey, a quiénes les dijo que su relación con Anahí era sólo de profesor-alumna y no sentimental.

Luego de la indagatoria, el juez de Garantías 4 de Lomas de Zamora, Sebastián Monelos, dispuso la liberación de Agostino al considerar que de determinadas diligencias -como la inspección en la casa del profesor y en una casilla cercana al lugar del hallazgo de cadáver- no surgieron elementos de prueba que lo vinculen directamente con el homicidio.