Boca y River jugarían la Supercopa argentina en Mar del Plata

Alex Ganly, director de Eventos de la empresa Torneos, remarcó: “El (estadio José María) Minella (de Mar del Plata) está en carrera para el Boca-River, aún no confirmamos al (Mario Alberto) Kempes (de Córdoba) ni mucho menos”.

Boca Juniors, campeón del torneo de fútbol de Primera División, y River Plate, ganador de la Copa Argentina, jugarían el 14 de marzo por el título de la Supercopa Argentina en Mar del Plata “por razones de seguridad”, según infiomó Alex Ganly, Director de Eventos de la empresa Torneos.

“El (estadio José María) Minella (de Mar del Plata) está en carrera para el Boca-River, aún no confirmamos al (Mario Alberto) Kempes (de Córdoba) ni mucho menos”, disparó Ganly.

“Está bien que el Kempes es más grande, aunque nosotros también tenemos que tener en cuenta muchos factores, como la seguridad, que nosotros ya tendremos aceitada aquí con el Superclásico del 21 (de enero)”, agregó.

“Varios estadios y provincias tienen su oportunidad para esa final, pero también Mar del Plata, por supuesto, que Mar del Plata tiene chances”, sentenció.

Esta será la segunda vez en la historia que Boca y River jueguen una final por un título. La primera se llevó a cabo en diciembre de 1976 en la cancha de Racing por el Campeonato Nacional de ese año. La ganó Boca por 1-0 con un gol del Rubén “Chapa” Suñé, de tiro libre

En lo estrictamente deportivo, el plantel que dirige Guillermo Barros Schelotto se entrenó por la mañana en el Hotel Sofitel de Los Cardales.

Los jugadores realizaron una serie de trabajos con pelota y tareas físicas y luego fueron licenciados hasta mañana. Algunos se fueron a sus casas y otros se quedaron en Los Cardales.

Fernando Gago y Darío Benedetto, quienes están en plena recuperación de sus lesiones, hicieron diferenciado; en tanto Lisandro Magallán abandonó la concentración por el fallecimiento de su padre.

El plantel volverá al trabajo mañana a las 9 y repetirá a las 17. El viernes, tras la práctica matutina, el mellizo Barros Schelotto brindará una conferencia de prensa.

El sábado se terminará la pretemporada en Los Cardales y el domingo al mediodía parte del plantel viajará a Mendoza para jugar un amistoso ante Godoy Cruz. El resto se entrenará en el Complejo de Casa Amarilla.

Por último, la dirigencia de Boca negociará solamente por el zaguero central paraguayo Gustavo Gómez, hoy en Milan de Italia. Si no se concreta la llegada del ex Lanús, los dirigentes se retirarán del mercado.

Y probablemente en la próxima semana, tres o cuatro jugadores se irán de Boca porque la idea del cuerpo técnico (y también de la dirigencia) es achicar el plantel, de cara a la Superliga Argentina (torneo que lidera con 30 puntos), la Supercopa Argentina (jugará la final contra River), la Copa Libertadores (el gran objetivo) y la Copa Argentina (ya en el segundo semestre del año).

Los nombres que circulan son los siguientes: Fernando Evangelista, Nahuel Molina, Juan Insaurralde, Santiago Vergini, Gino Peruzzi, Gonzalo Maroni y Walter Bou.

Boca hasta el momento incorporó a Carlos Tevez, Ramón Ábila, Julio Buffarini y Emmanuel Más y solamente transfirió a Agustín Bouzat (Vélez).

 

Fuente: La Prensa