Boca le dio un golpe letal a River y ya parece imparable

Boca se dio un gran gusto al vencer a River por 2 a 1 en el Superclásico, lo que le permitió sacarles nueve puntos de diferencia a sus principales perseguidores y mantener el puntaje ideal luego de ocho fechas.

Edwin Cardona, con un tiro libre que será recordado por mucho tiempo, abrió el marcador a los 41 minutos del primer tiempo. Leonardo Ponzio, con un disparo desde afuera del área, emparejó transitoriamente a los 23 del complemento. Cuatro minutos más tarde, el uruguayo Nahitan Nández -la figura del Superclásico- alcanzó el 2 a 1 con una volea bárbara. En el medio, Néstor Pitana, de flojísimo arbitraje, expulsó a Ignacio Fernández y el propio Cardona.

El equipo de Guillermo ya parece imparable porque no necesita jugar bien para ganar los partidos calientes. No necesita llegar mucho para lastimar al rival. Por más que en lo futbolístico quede en deuda a veces, siempre tiene algo más para ofrecer.

River cerró con otra frustración su peor semana en varios años. Luego de la increíble eliminación de la Copa Libertadores ante Lanús, esperaba el Superclásico para poder apagar el dolor. Sin embargo, recibió otro cachetazo y la tabla de devuelve una imagen ingrata: el equipo de Marcelo Gallardo quedó en la 13° posición, a 12 puntos de Boca, cómodo puntero de la Superliga.