Balean y matan a niña de 12 años al asaltar a su familia

Abril Bogado, de 12 años, falleció ayer a la tarde al no reponerse de las serias heridas que le provocó un balazo en la frente, recibido en un asalto cuando volvía de una fiesta con su familia. Ocurrió en Ringuelet.

Se trata del segundo homicidio en ocasión de robo cometido este fin de semana en la zona del partido de La Plata. El último hecho ocurrió ayer durante la madrugada, alrededor de las 4.30, en la puerta de una vivienda situada en calle 510, entre 10 y 11, de Ringuelet, donde residía la víctima, identificada por la Policía como Abril Bogado (12).

La fiscal Betina Lacki, a cargo de la causa, informó que la niña acababa de llegar a su domicilio junto a su madre Laura Silvana Pupo (44), docente del Colegio Normal 1 de La Plata; su padre Cristian Bogado Scenna (42); el padre de éste, Hugo Bogado (73); y otro hijo del matrimonio de 4 años.

De acuerdo a la fuente, la familia regresaba de una fiesta de casamiento a bordo de un Renault Sandero bordó. En momentos que estaban por guardar el vehículo en el garaje de la vivienda, un joven pasó por el lugar a la carrera mientras era perseguido por dos delincuentes.

Según narraron los testigos a los investigadores, el muchacho que era perseguido se subió a un Fiat Uno o a un Renault Clio y se retiró del lugar. Inmediatamente, los dos ladrones, uno de ellos armado, se acercaron al auto de la familia con fines de robo e intentaron abrir ambas puertas del lado derecho.

Sin embargo, como se encontraban trabadas, el asaltante efectuó un disparo de arma de fuego.

Dispararon contra la ventanilla derecha trasera, donde se encontraba la chica de doce años, luego le arrancaron la billetera al padre y se fueron’, describió la fiscal Lacki.

Ante esta situación, Hugo Bogado, quien se encontraba en el asiento del acompañante, descendió del vehículo y con una botella en la mano alcanzó a golpear a uno de los delincuentes, explicaron fuentes policiales. Tras esa resistencia, los delincuentes escaparon por calle 510 hacia 10, al tiempo que los familiares asaltados constataron que Abril presentaba un impacto de bala en la frente y estaba inconsciente.

‘El padre le pidió al delincuente que por favor dejara bajar a las criaturas, pero igual le disparo por el vidrio’, explicó Ethel, la tía abuela de Abril. Luego del asalto y la fuga de los delincuentes, los familiares de la niña baleada llamaron al Servicio de Atención Médica de Emergencias (SAME) pero como la ambulancia se demoraba, Bogado la llevó hasta el Hospital San Roque, en la vecina localidad de Gonnet.

De acuerdo a los voceros, la paciente fue derivada inmediatamente al hospital de niños Sor María Ludovica de la ciudad de La Plata, adonde ingresó con muerte cerebral.

Fuentes del Ministerio de Salid bonaerense precisaron que la bala ingresó por la frente de la niña y le causó pérdida de masa encefálica.

Y a raíz de estas heridas, la niña finalmente murió a las 16.30 en el mencionado hospital pediátrico donde permanecía internada, agregaron los informantes judiciales.

En tanto, el personal de la Policía Científica realizó los peritajes de rigor en la escena del crimen pero no pudieron hallar huellas ni indicios de los asaltantes en el vehículo de las víctimas.

Sin embargo, los pesquisas sí obtuvieron una grabación de la cámara de seguridad de un vecino en las que pudieron observar a los dos delincuentes, uno de ellos, vestido con un chaleco azul oscuro y pantalón de jean claro abordando el auto de las víctimas por el lado izquierdo.