Ayuda de Rusia

El portavoz de la fuerza naval reveló que la corbeta Robinson de Argentina embarcará a uno de los dos vehículos sumergibles controlados remotamente que ha enviado Rusia con alta tecnología.

El otro, que “es más voluminoso y alcanza más profundidad”, saldrá en tres días.

Consultado por la posibilidad de que los 44 tripulantes continúen con vida, Balbi volvió a insistir en que “si bien van 11 días de búsqueda, no quitan que puedan estar en una situación de supervivencia extrema” y pidió paciencia y respeto por los familiares.

La búsqueda, en la que participan 14 buques y tres aeronaves de 13 países de todo el mundo, está concentrada entre los 200 y los 1.000 metros de profundidad en la zona en la que se comunicó el submarino por última vez, en el Golfo San Jorge, a 432 kilómetros de la costa patagónica argentina. Ahora el radio de búsqueda se centra en 74 kilómetros.