Aumentaron los peajes de las autopistas porteñas: las nuevas tarifas

 La Justicia revocó un fallo de la jueza Liberatori que había frenado las subas establecidas a comienzos de año por decreto.

La Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad revocó un fallo de la jueza Elena Liberatori que había frenado las subas establecidas en febrero de este año para los peajes de las autopistas 25 de Mayo, Perito Moreno e Illía. En consecuencia, fuentes oficiales adelantaron a Infobae que este sábado se actualizarán las tarifas.

Las nuevas tarifas que empezarán a regir este sábado en las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno serán $40 en horario normal y $55 en horas pico; y en la Illia costará $17 y $25 en hora pico.

La causa se inició con un amparo promovido por los legisladores del Frente para la Victoria (FpV) José Cruz Campagnoli y Andrea Conde, quienes pidieron la nulidad del decreto 72/2017 que actualizaba en febrero las tarifas. Para los demandantes, el aumento “que en algunos casos superó el 80%es excesivo, si se lo compara con la inflación proyectada para este año o el aumento concedido a los trabajadores de ese sector.

A mediados de febrero, tras un decreto del Gobierno porteño, AUSA aumentó el cuadro tarifario de las autopistas 25 de Mayo, Illia y Perito Moreno entre el 36% y el 83%; aplicó una tarifa diferenciada por el uso del sistema de telepeaje Aupass con un 15% de descuento; y amplió las horas pico de la mañana y la tarde.

A partir de ese aumento, en las autopistas 25 de Mayo y Perito Moreno los peajes pasaron a costar de $25 a $40 en horario normal y $55 en horas pico (hoy están en $50); y en la Autopista Illia pasó de $10 a $17 y a $25 en hora pico.

El fallo de Liberatori fue apelado por el Gobierno de la Ciudad y AUSA y ahora la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y Tributario decidió revocarlo por unanimidad.

Para los jueces, el aumento respondía a una lógica de costos y había sido justificado por un informe del Ente Regulador de los Servicios Públicos. Además, resaltaron la potestad del Gobierno de la Ciudad y de AUSA para decidir las subas. “Cabe tener presente que la potestad tarifaria reside en el poder administrador y que ella no se ve afectada por la concesión a particulares de un servicio público”, dice el fallo.

El tribunal -integrado por Esteban Centanaro, Carlos Balbín y Mariana Díaz- también cuestionó el argumento de la jueza de primera instancia sobre la relación que debería existir entre el índice de inflación y los aumentos. “No cabe analizar el incremento del cuadro tarifario en función de un simple cotejo con el incremento de la inflación, pues el monto del peaje incide, entre otras, en las variables supra consideradas y lo recaudado mediante las tarifas tiene en miras –además de la retribución de las obligaciones a cargo de la concesionaria– un fin social”, explica la resolución.

Aunque acompañó a la mayoría en la decisión de revocar la sentencia de primera instancia, en su voto en minoría el camarista Carlos Balbín, ex procurador del Tesoro, sostuvo que la causa debería seguir tramitando en otro juzgado. “Tampoco resulta plausible rechazar sin más la acción, toda vez que la propia demandada ha acompañado elementos conducentes que no han sido valorados en el marco del proceso”, argumentó.

Fuente Infobae